other

Hay plata… para el FMI y los buitres

Para Javier Milei la economía debe manejarla el mercado sin intervención del Estado. Pero el Presidente no es, en economía, un loco suelto de derecha. Es una marioneta fiel representante de los capitalistas, nacionales e internacionales, el “Círculo Rojo” burgués que domina nuestra economía para aumentar sus ganancias y al servicio de los condicionamientos extranjeros. 

Y además deberá cumplir con las órdenes del FMI. Esto es, su obsesión Déficit “Cero”, para que haya recursos (reservas en el BCRA) que garanticen el cumplimiento de la Deuda Pública (Interna y Externa). 

Plan de ajuste, DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) y Ley Ómnibus

El salvaje ajuste con “shock” de Milei comenzó con Macri, y lo profundizaron los Fernández con Sergio Massa con cierto gradualismo preventivo (inflación, devaluaciones, menos poder adquisitivo, etc.).

Las oscuras negociaciones de los legisladores corruptos por el DNU y la Ley Ómnibus, salvo poquísimas  excepciones, no tapan que el primer mes y medio del libertario muestra su objetivo: atacar el nivel de vida y disminuir la actividad económica pero con inflación. Veamos:

1.- Devaluó el dólar a $800.- y multiplicó aun más la inflación. Profundizó una descontrolada remarcación de precios en productos esenciales como alimentos, medicamentos, salud, transporte, servicios básicos, alquileres, combustibles, etc. A esto se suman los anuncios de inminente eliminación de subsidios a las energías, con aumentos de hasta el 700%.

2.- Esta inflación y el ataque a las jubilaciones, salarios y asistencias sociales, le permiten al Gobierno “licuar” el valor de los gastos. Por otro lado aumenta el ingreso por impuestos (IVA, Ingresos Brutos, Impuesto al Cheque, etc.), atenuando el Déficit Fiscal.

3.- Suspensión de obras públicas dejando librado a los recursos provinciales ya afectados el continuar o realizar proyectos.

4.- La expulsión del Estado de miles de trabajadores (sin compensar la atención que brindan), dejándolos  desempleados en una crisis económica de achicamiento productivo con falta de empleo digno.

5.- El proyecto de privatizar empresas estatales al estilo menemista, la puerta al capital extranjero. Como el caso del Banco Nación, que vendería el 100% o 50% a un fondo especulativo brasileño internacional a cambio de ingreso de dólares. 

FIN DEL ESTADO O USO DEL ESTADO  

Para la gestión Milei el Estado es un enemigo, pero hasta por ahí nomás. En sus primeros días, el stock de Leliqs lo llevó a $31 billones y de Pases Diarios a $24 billones, con tasas de más del 130% mensual para beneficio de banqueros y sus socios. Pago de intereses de $164.000 millones por día.

Emitió millones de pesos para pagos de Deuda Pública Externa por $3 billones para cumplir con el FMI, el propio Estado es el que dispone sobre los recursos y el destino de los mismos. Reduce jubilaciones, salarios y planes sociales para pagar fortunas a especuladores y usureros, con la venta además de las empresas estatales a cambio de dólares para cancelar Deuda Pública, nunca investigada.

En diciembre canceló al FMI un vencimiento de U$S 900 millones con otro préstamo del Banco CAF.  Desde que asumió compró dólares para las reservas por más de U$S 5.000 millones, pero destinados a cumplir con el organismo. Lejos está para Milei “la patria no se vende”. Haciendo buena letra, está a la espera que el FMI le refinancie U$S 4.800 millones por vencimientos inmediatos.

Toda una demostración del objetivo de este Gobierno capitalista, que ante la crisis internacional y en nuestro país, viene a atacar con más explotación, entrega de recursos, miseria, pobreza del 50% y desempleo a la clase trabajadora. Colosal transferencia de recursos hacia las empresas nacionales y extranjeras. A su vez ataca a los trabajadores a traves de la justicia, de la reglamentación de las organizaciones obreras, etc.

Solo una rebelión política y económica revolucionaria de los trabajadores podrá imponer una economía planificada que termine con esta fuga de la riqueza que producimos y con estos mayores ataques a nuestra calidad de vida. Una revolución socialista que imponga un Gobierno de los trabajadores y el pueblo.

OPERACIONES ESCANDALOSAS

Vale resaltar dos acciones de este Gobierno con el tema de la Deuda Pública, que  sobrepasaba los U$S 500.000 millones, ahora reducida un poco luego de la devaluación de diciembre.

1.- La Deuda de los importadores ascendería a más de U$S 40.000 millones. La mayor parte sería con las casas matrices en el exterior (automotrices, por ejemplo). Como el BCRA  no garantizaba la provisión de dólares, se les dará a los importadores bonos BOPREAL (Bono para la Reconstrucción de una Argentina Libre) en dólares para que las cancelen. Así los proveedores externos serán los nuevos acreedores del Estado Argentino aumentando la Deuda Externa. La empresa Mirgor de la familia del ministro de Economía, Luis Caputo, sería la más beneficiada.

2.- Milei y Caputo pretenden que la deuda del BCRA a los bancos por Leliqs y Pases por $70 billones (U$S 75.000 millones) se transfiera al Tesoro Nacional incrementando su Deuda directa. Serían acreedores del Estado por semejante cifra los propios banqueros y financistas que lo podrían ejecutar si no acuerdan renovaciones con jugosos intereses.